Blogia
Actitudes y Valores de la persona

Los Valores.(Hecho por Manuel Chávez)

Amistad
Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.

 

Viviendo el Valor

  • Haz una lista de todos tus amigos. Piensa cuáles actividades e intereses comparten y qué experiencias han estrechado más la amistad.

  • Si hace tiempo no has visto a alguno de ellos, háblale por teléfono o visítalo.

  • La amistad debe ser siempre equilibrada: hay que saber expresarse con los amigos, pero también hay que saber escucharlos.

  • Presenta a tus amigos entre sí: pronto habrán generado una red amplia de apoyo y actividades compartidas.

  • La amistad no consiste en aprobar todo lo que hacen tus amigos. Si notas que están fallando en algo es muy importante que se los digas.

  • Las personas cambian con el tiempo, pero la amistad puede renovarse junto

 

 Solidaridad 
Adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros.

Viviendo el Valor
El valor de la solidaridad se manifiesta al reconocer que, para cualquier objetivo, no bastan los esfuerzos individuales. Quien lo vive se abre a la posibilidad de recibir ayuda, y también esta dispuesto a darla. Implica la búsqueda de una fraternidad que comienza entre dos personas, se extiende a la sociedad, alcanza a un país entero, trasciende las fronteras y abarca a la humanidad en su conjunto sin distinguir credo, sexo, raza, nacionalidad u orientación política.


 Alegría. 
Es un gozo del espíritu, algo simple y sencillo que surge de una actitud positiva.

Viviendo el Valor
El viejo método no falla. Cuando algo nos cause enojo podemos contar hasta diez, repasar nuestras actividades pendientes o recordar lo que hicimos ayer… Se trata de ganar tiempo para conquistar la calma y recuperar la alegría. Si alguien se acerca en actitud agresiva, lo mejor es tomar distancia y no responder a las provocaciones. De este modo nos protegemos y ayudamos a la otra persona. Aprendamos a ser “mediadores”. Si dos personas cercanas se están peleando podemos acercarnos y proponerles que resuelvan sus diferencias con respeto y serenidad.

 Amor
Es un afecto personal que nace y se fortalece con el trato y sabe respetar las diferencias de ideas y expresar con honestidad las propias.

Viviendo el Valor
El amor es una disposición de la inteligencia y los afectos para buscar el bien y el desarrollo de los demás. Mientras la compasión consiste en ayudar a quienes viven situaciones difíciles para evitar su sufrimiento, la comprensión nos permite entenderlos.

 

Esas ideas se relacionan con un firme sentido del compromiso: no se trata sólo de dar palmadas al hombro y desentendernos de los problemas ajenos, sino de ejercer un conjunto continuo de acciones en bien de los demás, aun cuando no obtengamos más beneficio que el gusto de ayudarlos.

 

Responsabilidad
Capacidad existente en todo ser humano para reconocer y aceptar las consecuencias de lo que decide y hace. 
 

Viviendo el Valor
El valor de la responsabilidad se relaciona con la idea de respuesta, y se ejerce cuando cada persona ofrece una actitud adecuada a las tareas que le corresponden. En algunos casos exige superar las dificultades necesarias para conseguir un objetivo. En su sentido más profundo se vincula con el respeto a los compromisos que hicimos con las demás personas y con la tarea de definir la dirección de nuestra propia vida.

Convivencia

Relación que se da entre dos o más personas o grupos.

 

Viviendo el Valor

  • Favorecer el clima adecuado, acogedor, de respeto.

  • El deseo de escuchar y compartir, actitud de apertura.

  • El trato amable, educado, respetuoso no carente de familiaridad.

  • Atención en lo que se escucha y no tanto en lo que debe decirse.

  • La capacidad de atender y reflexionar que permite dar la mejor respuesta.

  • La convivencia de persona a persona en lo particular.

  • Aportar elementos positivos al otro que permitan un interés por volver a establecer comunicación.

Respeto

Veneración, acatamiento, miramiento, consideración, deferencia que se hace a alguien.

 

Viviendo el Valor 
El valor del respeto se ejerce cuando mostramos aprecio y cuidado por el valor de algo o de alguien. Puede estar dirigido hacia los derechos y la dignidad de las demás personas, hacia los de nosotros mismos y también hacia el entorno natural, incluyendo las plantas y los animales que lo integran. Nos ayuda a conservar intacto aquello que mas apreciamos en la vida; nos enseña a reconocer aquello que mas aprecian los demás. Puede vivirse en forma colectiva —entre un país y otro— o individual —entre dos personas—.

 

Esfuerzo

Empleo enérgico para conseguir algo venciendo dificultades.

 

Viviendo el Valor

  • Realiza cada tarea con profundidad y concentración. Si se trata de lavar un plato, procura que no quede una sola mancha. Si estás pasando algún apunte a tu libreta evita cometer errores. Si practicas un deporte perfecciona tus estrategias y movimientos.

  • Aprende las ventajas del “trabajo hormiga”. Si tu habitación, tu mochila o tus cajones están en completo desorden dedica, por ejemplo, quince minutos al día para arreglarlos. Al cabo de un mes cada cosa se hallará en el lugar que le corresponden.

  • De acuerdo con tus intereses personales emprende una actividad a tu gusto, aprovéchala como oportunidad de fortalecer tu perseverancia y conocer lo estimulante que es obtener logros. Puede tratarse del aprendizaje de un idioma o alguna manualidad.

Compromiso

Persona que pone cuidado en lo hace o decide.

Viviendo el Valor

Estos valores avanzan en una escala gradual, que va de lo superficial a lo profundo. En la superficie se háyanle compromiso y la cooperación, un conjunto de normas fáciles de aprender y seguir: En el primer plano se encuentra el compromiso: ayudar a los demás personas. En el siguiente plano se encuentra la cooperación: la organización de las actividades y proyectos de manera que tomen en consideración los de los demás nivel la capacidad de llevar la cortesía, el respeto y el orden a toda la sociedad en su conjunto y crear un clima propicio para la convivencia y la participación

Justicia

Una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o le pertenece.

 

Viviendo el Valor

El valor de la justicia se refiere a la concepción que cada época o cultura han tenido de lo que es bueno para todos. Su fin práctico es reconocer lo que le corresponde y pertenece a cada cual hacer que se respete ese derecho, recompensar su esfuerzo y garantizar su seguridad. No se limita a los casos que se tratan en los tribunales, aparece en la vida diaria como un factor del que se derivan relaciones más equilibradas y respetuosas, así como el bienestar de la sociedad en su conjunto.

 

Esperanza

Estado del ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos. 
 

Viviendo el Valor
La esperanza y el optimismo te enseñan a ver el lado positivo de las cosas y las situaciones que te rodean. Son una disposición del carácter para hallar soluciones y dar la bienvenida a un porvenir dichoso. Cuando los vives a fondo te sientes alegre incluso en situaciones muy difíciles, pues sabes que llegarán a término. 
 

Hasta este momento todo ocurre dentro de ti, pero esos sentimientos no actúan solos: te sirven sólo como una plataforma para esforzarte con entusiasmo, trabajar con entrega y alegría en la búsqueda de tus sueños y comenzar de nuevo cuando todo parece perdido.

 

 

 
   
Optimismo

Propensión a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable.
 

Viviendo el Valor

Busca en tu entorno aquello que te parezca bueno y hermoso: realiza una lista por escrito. Dale preferencia a las esperanzas y proyectos nacidos de tu vida y experiencias propias. No adoptes como tuyos los proyectos de la publicidad.

 

No midas tu éxito o fracaso en relación con el de los demás. Mídelos con respecto a las oportunidades que hay en tu vida. Aunque la esperanza y el optimismo tienen que ver con la reflexión, actívate para darles forma material: “siéntate o levántate pero haz algo”. Una de las grandes experiencias humanas es compartir planes y esperanzas. Búscalos a tu alrededor. ¿Tienes algún proyecto común con tus padres, tus hermanos o amigos? Aléjate de las personas que te desalienten o te desanimen en tus planes. Acércate a quienes te impulsen a cumplirlos.

 

 

 

      

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres