Blogia
Actitudes y Valores de la persona

Actitudes y vallres en las relaciones interpersonales(de chinchay)

Las actitudes y valores en las relaciones interpersonales

 

Me encantan los españoles. Creo que son personas felices y respetuosas con energía para pasar su tiempo activamente en la compañía de otros, especialmente con su familia, y disfrutar de la vida. Para mí, es un país muy romántico con sus costumbres, gente y tradiciones llenas de una riqueza que falta en Estados Unidos.

El informe del Centro de Investigaciones Sociológicas estudia las actitudes y valores interpersonales de los españoles. En mi opinión, este informe ha revelado que existe un fuerte vínculo familiar en la sociedad española. Me parece que este lazo está enriquecido por la cultura y sus costumbres. Por ejemplo, en mi experiencia con una familia española, siempre pasamos los domingos con una buena paella con toda la familia. Me alegra que sea así porque es verdad que la familia es lo más importante. La familia se reúne los domingos por la costumbre de la comida. Es frecuente ver a los abuelos que dan un paseo con sus nietos después del colegio o a las parejas en el parque en primavera. Para mí, las actividades cotidianas de la familia demuestran la importancia y la unidad familiar que forman una parte significativa de la cultura. Me resulta muy llamativo que los españoles vivan con sus padres hasta casarse. Opino que esta costumbre también añade a la importancia familiar en las vidas de los españoles como puedo concluir del sondeo y mi experiencia. Los jóvenes solteros viven en casa con su familia y cuando tienen hijos, sus hijos pasan el tiempo con sus abuelos en la misma casa. Me encanta este fuerte vínculo de la sociedad española y creo que la hace mejor persona. Durante estos meses en España he aprendido que la mayoría no vive muy lejos de sus padres tampoco y buscan un trabajo cerca de sus familias.

Huelga decir que los españoles son muy sociales también. La mayoría piensa que la amistad es bastante o muy importante. Creo que la costumbre de tomar un café o ir de tapas reflejan la sociabilidad de los españoles. He aprendido que no es común invitar amigos a casa sino salir y pasar el tiempo fuera. Me parece muy interesante que el 85% de los encuestados se sienta poco o nada a disgusto con personas de ideas diferentes a las suyas. Estoy de acuerdo de que sean así; pienso que son muy tolerantes. Al mismo tiempo, mucha gente afirmó en el sondeo que no le molestaría si tiene vecinos que hayan estado en la cárcel, con problemas psíquicos o SIDA. No me parece que sea la verdad porque el cotilleo es muy evidente en la sociedad española. Creo que es más común en los pueblos pequeños y especialmente en León. Por ejemplo, mi madre española me dijo que a ella no le gusta mezclarse con los leoneses porque es madrileña pero puede contarme todo sobre la gente de nuestro edificio y la poca gente que ha conocido en la universidad, el gimnasio y los bares.

Pienso que es muy significativo que la educación sea otro valor llamativo para los españoles. Los encuestados afirman que es una cualidad que los padres fomentan en sus hijos. Al mismo tiempo, me parece realmente desafortunado que la fe religiosa no tenga la misma importancia. Solamente un 2.2% opina que los padres españoles tratan de promover la religión como un atributo importante en sus hijos. La falta de promoción está reflejada en la falta de asistencia a la misa y la falta de fe cristiana en los jóvenes. Una española me preguntó si me da vergüenza decir el nombre de mi universidad- Holy Cross - porque tiene una asociación religiosa. Otro comparó la fe religiosa con la creencia en Santa Claus: lo creemos porque nuestros padres lo inculcaron aunque no es verdadero. En mi opinión, esta actitud contribuye a sus opiniones de que no es un problema grave si conviven en pareja sin estar casados o tienen un hijo sin estar casados. He conocido a muchos españoles que viven así y creo que es un tema discutible porque tiene su pensamiento y sus inconvenientes.

No obstante, me encanta España, la gente y su manera de la vida. La cultura es muy distinta a la mía pero viven de un modo que estoy aprendiendo a disfrutar. Su sociabilidad, el respeto a la familia y su énfasis en la educación contribuyen a que vivan felices y activamente aunque me da pena que no haya un enfoque religioso. Entonces, ve de tapas, come la paella los domingos con toda la familia, estudia hasta que tengas 30 años y no pasa nada: estás en España.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres